Historia de la Cámara

La historia de nuestra Cámara se inicia el domingo 18 de Noviembre de 1923 en los salones de la Sociedad Española de Beneficencia. Allí, el Señor Cónsul de la Legación de España, Don José Luis Alcázar, manifestó: “en esta hora de expectación en la historia de España,-de expectación y trabajo-, todos los españoles sin distinción de clases ni ramos aportarán su grano de arena a la obra de regeneración y positivo interés para la Madre Patria”.

Igualmente declaró: “Creo que el trabajo en Costa Rica debe emprenderse con tal motivo, con el fin de aunar esfuerzos que particularmente se hacen en una entidad determinada, para que esta lleve a término dichos esfuerzos, los cuales consisten en un acercamiento al comercio hispano-costarricense” y que, para ese efecto, “lo más conveniente era la fundación de una CAMARA ESPAÑOLA DE COMERCIO EN COSTA RICA”.

Asisten a esa histórica reunión, según el Acta original, 50 españoles que firman su asistencia y que, por unanimidad, aceptan la idea del Señor Cónsul.

De inmediato pasan a elegir a la Primera Junta Directiva, quedando ésta integrada por:

Presidente Don Alberto Ortuño Berte
Vicepresidente Primero Don Fernando Goicoechea
Vicepresidente Segundo Don Felipe Herrero
Tesorero Contador Don Antonio Escarré
Secretario Don Cipriano Güell
Vocales Don Avelino Ansina
Don Miguel Turrull
Don Paulino Burraga
Don Luis Martínez
Don Antonio Urbano
Don Felipe Pozuelo
Abogado Consultor Don Mariano Álvarez Melgar

Presidente Primera Junta Directiva
Don Alberto Ortuño Berte

Esta Junta Directiva queda encargada de redactar los Estatutos de la Cámara de acuerdo al Real Decreto de su Majestad Don Alfonso XII del 23 de Julio de 1923 sobre la reorganización de las Cámaras Oficiales de Comercio en Ultramar.

Igualmente, esa primera Junta Directiva acuerda crear tres clases de Socios: Honorarios, Protectores y Activos. Los Honorarios “su nombre indica lo que serán”; los Protectores “pagarán una cuota de cien o más colones anuales”; y los Activos “una cuota de cinco o dos colones mensuales” siendo la Junta Directiva la encargada de su clasificación.

En sus primeras actuaciones, en la Cámara atendían a viajantes vendedores que visitaban estas tierras, al igual que emitían certificados de identidad a los españoles residentes.

Desde entonces y hasta la actualidad, la historia de la Cámara es rica en actividades y actuaciones destinadas a activar las relaciones hispano-costarricenses, promocionando la calidad y la bondad de los productos españoles.

Actualmente, nuestra Cámara continúa su labor como propulsora e impulsora del Comercio y de las negociaciones entre España y Costa Rica. Al igual que promueve las oportunidades y beneficios que proporciona el Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, que entró en vigor en el año 2013.

Breve Historia de las Actuaciones de la Cámara

Tras su fundación en 1923 se aprueba la primera moción, presentada por Don Manuel García, en el sentido de hacer gestiones para que los vapores de la Compañía Trasatlántica Española toquen de nuevo Puerto Limón. Esta petición fue reiterativa por muchos años y denegada por el Marqués de Comillas, Presidente de la Compañía, argumentando que no contaban con vapores de calado suficiente para ese puerto (finalmente ese anhelo se llega a realizar, no porque la Compañía Trasatlántica Española atendiera las peticiones, sino gracias a la Compañía De Vapores Aznar que, en 1949, trae sus naves a Limón).

Posteriormente, en 1930, la Cámara realiza publicaciones en la Revista Orbe y ya en 1934 organiza una misión de compradores a la Feria que realiza España en México en ese año.

Los integrantes de la Cámara, como buenos comerciantes y empresarios y sin contar con Tratados de Libre Comercio, “piden un comercio libre de barreras y trabas arancelarias” y se oponen tenazmente a que el Gobierno español decrete un impuesto del 3% a las exportaciones y del 2% a las importaciones.

Entre los años 1950 y 1960 Costa Rica obtiene 50 millones de pesetas del Gobierno español para el desarrollo del país. Mientras, la Cámara sigue promoviendo en los periódicos nacionales los productos españoles; organiza la gira deportiva del Club Sevilla F.C., primer equipo de fútbol español en visitar Costa Rica. Igualmente, en esa década se firma un Acuerdo de Amistad entre España y Costa Rica con la participación fundamental de la Cámara.

Posteriormente, ya en las décadas de 1970, 1980 y 1990, se organizan Misiones Comerciales de plásticos, azulejos, productos farmacéuticos, productos de perfumería y cosméticos, etc. En esa época, el Banco Exterior de España concede un préstamo de 20 millones para el Acueducto de San José y la empresa Agromán, S.A. gana la licitación para la construcción de la carretera al Sur.

Ya entre 1990 y el año 2000 se organizan las primeras jornadas turísticas en las cuales varios empresarios españoles hacen sus inversiones, dando como resultado el contar con las cadenas de hoteles, Barceló, Meliá y Occidental.